Resiliencia o como resurgir de las cenizas.

Resiliencia o como resurgir de las cenizas.

            Una de esas palabras de las que no pude escapar estos días. Después de tres meses de confinamiento, revisando los mensajes de mis amigos en redes sociales, la descubrí. Enorme la había posteado mi amiga Mirella, y  busqué su significado: ‘capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas’.

            Utilizada como concepto en psicología, pronto fui a consultar a mi psicóloga de cabecera y amiga Asunción Ramos, que me dio una definición mucho más curtida y cercana: -‘¡que resurge de sus cenizas como el ave fénix!’- me dijo instantáneamente. No se puede explicar mejor. También le dije que me iluminara y me documentara, y me recomendó: ‘Resiliencia o la adversidad como oportunidad’ de Rosario Linares.

            Tengo que hacer una aproximación lingüística y latina de la palabra, por la propia naturaleza de este blog. Para luego hacer un breve comentario del libro.

            Etimología: Resiliencia viene del término latín resilio, volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. Puede parecer su acepción mas simple es volver a empezar, pero es utilizada en psicología y otras ciencias para designar a las personas que sobrellevan situaciones duras o estresantes y consiguen recomponerse, resurgir. Personas que simplemente no son afectadas psicológicamente por estas situaciones adversas.

Según la R.A.E.

Del ingl. resilience, y este der. del lat. resiliens, -entis, part. pres. act. de resilīre ‘saltar hacia atrás, rebotar’, ‘replegarse’.

1. f. Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situaciónadversos.

2. f. Capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado laperturbación a la que había estado sometido.

Volviendo al libro, nunca podría leer ningún libro de autoayuda, pero Rosario Linares, alterna los relatos y ejemplos con la profesionalidad de la psicología y la psicoterapia. Las perlas que se forman en la adversidad o la niña que desafío al destino. También es importante el apartado que se dedica a la resiliencia en la educación infantil y ayudar a otros a superar la adversidad.

¿Qué hacen las personas resilientes?

Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Muchas de las características de estas personas las solemos utilizar para vencer problemas, otras a veces las ignoramos pero también son útiles, simplemente no van con nuestra personalidad o nunca las hemos utilizado, o a veces les ponemos otro nombre.

Por ejemplo: personalmente cuando tienes que vencer cualquier problema grande o pequeño, solo tienes que dar un paso, da igual grande o pequeño, pero empezar. Mirar hacia el futuro y marcarte unos objetivos a corto y a largo plazo. En otras ocasiones puedes aprender a utilizar aquellas características que no sabías que existían, como por ejemplo, no perder el tiempo en quejarte, ayuda mucho a pasar de una fase de negación o rabia directamente a la solución.

Pero el verdadero poder esta en aprender desde niños como ser resilientes:

1.- Como aprender a resolver problemas y pequeñas situaciones por ellos mismos, fijándose metas, y ver lo positivo incluso en las cosas malas.

 2.- Manejo de las situaciones negativas, combatiendo la inquietud y la preocupación. Poniendo en una balanza el tiempo para aprender y para divertirse.

3.- Aprender a tener empatía, sentido del humor, viendo sus propias capacidades y no sus debilidades.

Y muchas más habilidades que tenemos que desarrollar, para tener una actitud critica propia y positiva y producir sinergia para nosotros mismos y para los que nos rodean.

Si queremos que nuestros hijos afronten las dificultades de la vida con fortaleza es importante construir un apego seguro y educarles en la capacidad de ser resilientes, para ello es fundamental nuestro ejemplo, no sobreprotegerles y sobre todo creer en ellos.

Las perlas se forman en la adversidad (Rosario Linares).

Una ostra que nunca ha sido herida, no es capaz de producir perlas.

Las perlas son el resultado de una intrusión, de la entrada de una sustancia extraña, como un grano de arena, al interior de la ostra.

Cuando esto sucede, la ostra se defiende produciendo nácar, una sustancia que se encarga de cubrir ese grano de arena con diferentes capas. Así logra proteger su cuerpo indefenso.

Como resultado, se forma una perla preciosa, que no es más que una herida cicatrizada.

El proceso resiliente es muy parecido a la creación de esa perla. Muchas personas solo cultivan resentimiento, miedo y rencor, por lo que la herida se queda permanentemente abierta y causa dolor.

Sin embargo, hay personas que aprenden a colocar capas de aceptación, perdón y amor. De esta forma, no solo logran que la herida cicatrice, sino que adquieren algo aún más valioso: un aprendizaje que las hace más fuertes.

Quiero ayudarte a construir tu propia perla. Estas páginas son un viaje a la resiliencia, un trayecto en el que se entrelazan historias de vida inspiradoras con los estudios científicos más recientes realizados sobre el campo del trauma y las formas de afrontar la adversidad.

Descubrirás qué distingue a las personas resilientes, por qué se instaura un trauma y, por supuesto, podrás aprender técnicas de gran valor práctico que te ayudarán a afrontar la adversidad y salir fortalecido/a.

Mucha gente ya es resiliente pero no lo sabe. Podemos mejorar mucho solamente comprendiendo un solo de los aspectos que rechazábamos, haciendo una introspección nosotros mismos y preguntándonos en qué flaqueamos a la hora de avanzar ante la adversidad.

Bibliografía: Resiliencia o la adversidad como oportunidad. Rosario Linares.

Blog: https://www.elpradopsicologos.es/blog/resiliencia-resilientes/ (12 hábitos de las personas resilientes).