Este que ves, engaño colorido…

Sor Juana Inés de la Cruz


Este que ves, engaño colorido,
que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores
es cauteloso engaño del sentido;

éste, en quien la lisonja ha pretendido
excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores
triunfar de la vejez y del olvido,

es un vano artificio del cuidado,
es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado:

es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.


Sor Juana Inés de la Cruz
(Juana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México, 1651 – Ciudad de México, id., 1695) Escritora mexicana, la mayor figura de las letras hispanoamericanas del siglo XVII. La influencia del barroco español, visible en su producción lírica y dramática, no llegó a oscurecer la profunda originalidad de su obra. Su espíritu inquieto y su afán de saber la llevaron a enfrentarse con los convencionalismos de su tiempo, que no veía con buenos ojos que una mujer manifestara curiosidad intelectual e independencia de pensamiento.

La actualización 23.4 del «Diccionario de la lengua española»

23 de noviembre de 2020
La Real Academia Española (RAE) ha presentado la actualización 23.4 del Diccionario de la lengua española (DLE), con la que da a conocer las novedades que, un año más, se incorporan a su diccionario, consultado por millones de hispanohablantes en todo el mundo. La presentación ha corrido a cargo de la directora del Diccionario de la lengua española, la académica Paz Battaner.

La presentación ha podido seguirse en directo a través del canal de YouTube de la RAE y su cuenta de Twitter @RAEinforma.

Esta nueva actualización cuenta con 2557 novedades, tanto enmiendas como adiciones, que han sido incluidas en la edición digital del Diccionario de la lengua española, accesible a través de la plataforma en línea http://www.dle.rae.es gracias al apoyo de la Fundación “la Caixa”.

La crisis sanitaria, que ha golpeado a escala global este año 2020, es también protagonista de la nueva actualización. Se incorporan al DLE las entradas referentes a los términos coronavirus, COVID, desconfinar, desescalada o distópico.

La nueva actualización ha supuesto la entrada al diccionario de voces relacionadas con el mundo de la gastronomía como faláfel o nacho; también de la medicina con la adición de antirretroviral, melatonina o vigorexia, y la incorporación de voces surgidas en el ámbito digital, como emoji, avatar, trol y trolear.

En cuanto a las adiciones de acepción, y también relacionada con el mundo de Internet, se define la palabra hilo como «en foros de internet o redes sociales, cadena de mensajes publicados sobre un mismo asunto».

En el acto también se ha presentado la Crónica de la lengua española 2020, editada por Espasa. Esta obra académica nace con el objetivo de difundir los trabajos desarrollados por la RAE a lo largo del último año y describir o explicar los problemas más relevantes que afectan a la unidad de nuestra lengua en el universo hispanohablante, exponer sus criterios sobre cómo abordarlos y enfrentar los cambios que experimenta nuestro idioma, tanto en lo relativo al léxico como a la gramática. Esta crónica concerniente al año 2020 será la primera de una serie de publicaciones con las que anualmente la Real Academia Española hará balance de la actividad lingüística del año. La RAE propicia así que se conozca mejor la importante actividad que, junto con las academias que conforman la ASALE, desarrolla la institución para preservar el bien más importante de nuestro patrimonio cultural, la lengua que compartimos con casi 600 millones de personas en el mundo.

https://www.rae.es/noticia/la-actualizacion-234-del-diccionario-de-la-lengua-espanola-incorporara-2557-novedades-en-su

Miguel Delibes Aniversario 100 años

El confidencial.com

17 de octubre de 2020, el escritor Miguel Delibes hubiera cumplido 100 años, un centenario que se ha visto condicionado por la pandemia del coronavirus, a pesar de lo cual se han sucedido en estos meses las iniciativas y actividades para conmemorar el nacimiento del autor de ‘El Hereje’ o ‘Los Santos Inocentes’.

Miguel Delibes Setién nació en una vivienda situada en el número 12 de la Acerca Recoletos de Valladolid el 17 de octubre de 1920. Tercero de ocho hermanos, estudió Primaria en las Hermanas Carmelitas y Bachillertato en el Colegio Lourdes, el cual concluyó en 1936. El estallido de la Guerra Civil coincidió con su ingresó en la Escuela de Comercio y su formación en modelado y dibujo en la Escuela de Artes y Oficios. Dos años después y ante la inminencia de su movilización en la contienda, se enroló como voluntario en la Armada.

Acabada la contienda, regresó a Valladolid y concluyó sus estudios de Comercio, tras lo cual comenzó a formarse en Derecho. El 10 de octubre de 1941 empezó a trabajar como caricaturista en el diario El Norte de Castilla y en 1942 publicaría su primer artículo periodístico, ‘El deporte de la caza mayor’. Ya en 1945 ganó las oposiciones a la Cátedra de Derecho Mercantil de la Escuela de Comercio de Valladolid y empezó a simultanear la docencia y la práctica periodística.

http://www.elconfidencial.com/cultura/2020-10-17/miguel-delibes-aniversario_27

http://www.centenariodelibes.es

http://www.abc.es/cultura/cultural/abci-cien-anos-miguel-delibes-202002180007_noticia.html

Ley Celaá, la nueva ley educativa

El nuevo avance hacia la reforma educativa de la Lomloe, denominada ‘ley Celaá’, pretende que el castellano deje de ser lengua vehicular en las aulas. Esto ha generado un profundo rechazo entre los partidos de la oposición, que recurrirán ante el Tribunal Constitucional por considerar la nueva ley educativa como un intento de eliminar el castellano de la educación.

Y es que, de prosperar esta ley apoyada por el PSOE, ERC y Unidas Podemos, se eliminaría la siguiente frase de la Constitución Española: “El castellano y las lenguas cooficiales tienen la consideración de lenguas vehiculares, de acuerdo con la normativa aplicable”.

¿En qué consiste la nueva ley educativa?
¿Qué es la ‘ley Celaá’? Los juristas consultados han avisado sobre las líneas que este proyecto de Educación no puede cruzar. De hecho, explican que ya ha habido polémica otras veces sobre esta cuestión, ante la que hay incluso jurisprudencia por disputas anteriores.

Entonces, la clave pasa porque la ‘ley Celaá’ respete el artículo número 3 de la Constitución, el cual afirma que: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

El Gobierno, por su parte, ha insistido en que no quieren eliminar el castellano de las aulas, pero la oposición considera que esta nueva ley educativa no respeta el “deber de conocer” ni el “derecho a usar” el castellano.

Además, el PP ha dejado claro que recurrirá ante el Tribunal Constitucional, pues asegura que la ‘ley Celaá’ busca la “exclusión” de esta lengua solo en Cataluña, Valencia y Baleares. Por otro lado, Ciudadanos pretende denunciar el hecho de que ha sido violado uno de los derechos básicos para muchos niños: “recibir una educación vehicular también en castellano”.

https://www.elespanol.com/como/claves-ley-celaa-nueva-educativa/499450195_0.amp.html

https://www.lasprovincias.es/sociedad/educacion/que-es-ley-celaa-lomloe-concertada-20201105115800-nt.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

RAE. El uso accesible de la lengua por los dispositivos electrónicos.

6 de noviembre de 2020

La Fundación pro-RAE y Fundación ONCE se unen para garantizar que la lengua que usan los dispositivos electrónicos sea accesible para todos

La Fundación pro Real Academia Española Fundación ONCE han firmado un convenio de colaboración para garantizar que la lengua que usan los dispositivos electrónicos sea accesible para todos.

El acuerdo, suscrito por Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española y vicepresidente de la Fundación pro-RAE, y Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, aborda la necesidad de que el lenguaje que emplean los diferentes aparatos electrónicos en su comunicación sea entendible por el mayor número de usuarios, se trate de personas con o sin discapacidad, cualquiera que sea el nivel cultural o de alfabetización, etcétera.

Según recalcan ambas entidades, es decisivo que la utilización que se haga de la lengua española por el emisor y el receptor se efectúe en términos que sean fácilmente entendibles por las dos partes, teniendo en cuenta que una de las dos puede ser una máquina programada. «Se trata de que los dispositivos hablen y entiendan un lenguaje sencillo»,insisten.

El acuerdo subraya que esta exigencia de máxima accesibilidad en el uso de la lengua española pretende beneficiar no solo al colectivo de personas con discapacidad, sino a toda la ciudadanía en general. «Este lenguaje sencillo podrá facilitar la comunicación a las personas mayores o a quienes estén menos familiarizados con las tecnologías, o las que posean un nivel de conocimiento o aprendizaje básico o presenten alguna dificultad de cualquier naturaleza, o en general a cualquier persona que no conozca la terminología concreta del servicio al que está accediendo a través del dispositivo».

En virtud de este convenio, Fundación ONCE colaborará en la fijación y supervisión de los criterios de accesibilidad en la utilización de términos y expresiones. Además, está prevista la creación de un sello o sistema de homologación que garantice que se está empleando lengua accesible.

El acuerdo se enmarca en el proyecto «El uso accesible de la lengua por los dispositivos electrónicos».

https://www.rae.es/noticia/el-uso-accesible-de-la-lengua-por-los-dispositivos-electronicos

Coronavirus en los centros educativos

Por fin, los centros educativos han abierto sus puertas. Se vuelve a escuchar bullicio en los pasillos y voces de los profes en las aulas.

Para unos una decisión precipitada porque muchas regiones presentan datos alarmantes y por ello apuestan por continuar con la enseñanza on-line, pero para otros acertada básicamente porque la normalidad pasa por tener las aulas abiertas, porque debemos aprender a convivir con el virus y porque no hay ningún tipo de enseñanza que sustituya a la presencial.

Aunque todos sabemos que éste será un curso diferente condicionado por la evolución de la pandemia, y que ante todo se debe priorizar la salud, la vuelta a las aulas es necesaria porque el enriquecimiento personal y aprendizaje que adquiere el niño en un centro educativo es insustituible.

La escuela, como representación de la sociedad, será el primer escenario de formación y socialización al que debe enfrentarse el niño, aprenderá a respetar, a defenderse, a expresar sus emociones, en la escuela se forjarán los cimientos de su autonomía, sus sentimientos, sus gustos, sus valores. La escuela jugará un papel importantísimo en la identidad del niño.

Pero si todavía sigues pensando que la educación on-line es igualmente válida te aportaré otros datos reales que viví de primera mano en estos meses:

Aún hay hogares que no disponen de ordenador ni de acceso a internet.

Desde el 13 de marzo hasta la finalización del curso, los alumnos no aprendieron contenidos nuevos, solo se limitaron a repasar lo aprendido en la primera y segunda evaluación porque resultaba casi imposible que niños de primaria y de secundaria  mantuvieran clases online de un día para otro y por primera vez. ¡Si incluso a los profesores les resultó difícil adaptarse al cambio cuanto más a las familias!

El profesor enviaba los ejercicios y los alumnos responsables los hacían, pero la realidad es que muchos niños comenzaron a disfrutar de las vacaciones a mediados de marzo y la Play los acompañó durante la cuarentena, porque eso sí, en muchas casas no hay ordenador o tablet pero consolas hay de todo tipo y colores.

         Además, solo a partir del segundo ciclo de la eso se exigieron exámenes, a los cursos inferiores solo entregar tareas.

Y pasó lo que la mayoría ya sabíamos, para que el desastre escolar no fuera tan descarado, al final de curso se regalaron aprobados a diestro y siniestro. Todos los alumnos de primaria promocionaron y la mayoría de los de secundaria también (excepto claro, aquellos a los que era muy descarado). Se regaló un probado general por mucho que la ministra repitiese una y otra vez “no es un aprobado general”. Y yo me pregunto si no llamamos a esto un aprobado general no sé cómo se podría calificar este modo de proceder.

Vemos pues que son más los pros que los contra para la apertura de las escuelas y a pesar de todo son muchas las voces que se escuchan en contra de esta medida, probablemente  los mismos que han llevado a sus hijos a los centros comerciales, a las playas, a los parques, a los campamentos de verano o a celebrar algún festejo familiar.

Cumplamos las medidas de seguridad, actuemos con responsabilidad y permitamos que nuestros hijos acudan a la escuela o al instituto porque las aulas son un lugar seguro.

No frenemos la enseñanza porque bastante mal está ya como para ponerle más obstáculos o en unos años sufriremos seriamente las consecuencias.

¡HAGAMOS ENTRE  TODOS QUE EN ESTE CURSO TODO SALGA  BIEN!

Resiliencia o como resurgir de las cenizas.

Resiliencia o como resurgir de las cenizas.

            Una de esas palabras de las que no pude escapar estos días. Después de tres meses de confinamiento, revisando los mensajes de mis amigos en redes sociales, la descubrí. Enorme la había posteado mi amiga Mirella, y  busqué su significado: ‘capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas’.

            Utilizada como concepto en psicología, pronto fui a consultar a mi psicóloga de cabecera y amiga Asunción Ramos, que me dio una definición mucho más curtida y cercana: -‘¡que resurge de sus cenizas como el ave fénix!’- me dijo instantáneamente. No se puede explicar mejor. También le dije que me iluminara y me documentara, y me recomendó: ‘Resiliencia o la adversidad como oportunidad’ de Rosario Linares.

            Tengo que hacer una aproximación lingüística y latina de la palabra, por la propia naturaleza de este blog. Para luego hacer un breve comentario del libro.

            Etimología: Resiliencia viene del término latín resilio, volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. Puede parecer su acepción mas simple es volver a empezar, pero es utilizada en psicología y otras ciencias para designar a las personas que sobrellevan situaciones duras o estresantes y consiguen recomponerse, resurgir. Personas que simplemente no son afectadas psicológicamente por estas situaciones adversas.

Según la R.A.E.

Del ingl. resilience, y este der. del lat. resiliens, -entis, part. pres. act. de resilīre ‘saltar hacia atrás, rebotar’, ‘replegarse’.

1. f. Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situaciónadversos.

2. f. Capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado laperturbación a la que había estado sometido.

Volviendo al libro, nunca podría leer ningún libro de autoayuda, pero Rosario Linares, alterna los relatos y ejemplos con la profesionalidad de la psicología y la psicoterapia. Las perlas que se forman en la adversidad o la niña que desafío al destino. También es importante el apartado que se dedica a la resiliencia en la educación infantil y ayudar a otros a superar la adversidad.

¿Qué hacen las personas resilientes?

Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Muchas de las características de estas personas las solemos utilizar para vencer problemas, otras a veces las ignoramos pero también son útiles, simplemente no van con nuestra personalidad o nunca las hemos utilizado, o a veces les ponemos otro nombre.

Por ejemplo: personalmente cuando tienes que vencer cualquier problema grande o pequeño, solo tienes que dar un paso, da igual grande o pequeño, pero empezar. Mirar hacia el futuro y marcarte unos objetivos a corto y a largo plazo. En otras ocasiones puedes aprender a utilizar aquellas características que no sabías que existían, como por ejemplo, no perder el tiempo en quejarte, ayuda mucho a pasar de una fase de negación o rabia directamente a la solución.

Pero el verdadero poder esta en aprender desde niños como ser resilientes:

1.- Como aprender a resolver problemas y pequeñas situaciones por ellos mismos, fijándose metas, y ver lo positivo incluso en las cosas malas.

 2.- Manejo de las situaciones negativas, combatiendo la inquietud y la preocupación. Poniendo en una balanza el tiempo para aprender y para divertirse.

3.- Aprender a tener empatía, sentido del humor, viendo sus propias capacidades y no sus debilidades.

Y muchas más habilidades que tenemos que desarrollar, para tener una actitud critica propia y positiva y producir sinergia para nosotros mismos y para los que nos rodean.

Si queremos que nuestros hijos afronten las dificultades de la vida con fortaleza es importante construir un apego seguro y educarles en la capacidad de ser resilientes, para ello es fundamental nuestro ejemplo, no sobreprotegerles y sobre todo creer en ellos.

Las perlas se forman en la adversidad (Rosario Linares).

Una ostra que nunca ha sido herida, no es capaz de producir perlas.

Las perlas son el resultado de una intrusión, de la entrada de una sustancia extraña, como un grano de arena, al interior de la ostra.

Cuando esto sucede, la ostra se defiende produciendo nácar, una sustancia que se encarga de cubrir ese grano de arena con diferentes capas. Así logra proteger su cuerpo indefenso.

Como resultado, se forma una perla preciosa, que no es más que una herida cicatrizada.

El proceso resiliente es muy parecido a la creación de esa perla. Muchas personas solo cultivan resentimiento, miedo y rencor, por lo que la herida se queda permanentemente abierta y causa dolor.

Sin embargo, hay personas que aprenden a colocar capas de aceptación, perdón y amor. De esta forma, no solo logran que la herida cicatrice, sino que adquieren algo aún más valioso: un aprendizaje que las hace más fuertes.

Quiero ayudarte a construir tu propia perla. Estas páginas son un viaje a la resiliencia, un trayecto en el que se entrelazan historias de vida inspiradoras con los estudios científicos más recientes realizados sobre el campo del trauma y las formas de afrontar la adversidad.

Descubrirás qué distingue a las personas resilientes, por qué se instaura un trauma y, por supuesto, podrás aprender técnicas de gran valor práctico que te ayudarán a afrontar la adversidad y salir fortalecido/a.

Mucha gente ya es resiliente pero no lo sabe. Podemos mejorar mucho solamente comprendiendo un solo de los aspectos que rechazábamos, haciendo una introspección nosotros mismos y preguntándonos en qué flaqueamos a la hora de avanzar ante la adversidad.

Bibliografía: Resiliencia o la adversidad como oportunidad. Rosario Linares.

Blog: https://www.elpradopsicologos.es/blog/resiliencia-resilientes/ (12 hábitos de las personas resilientes).

Canarias en la mitología

Debido a la situación geográfica en la que se encuentran la Islas Canarias, en los confines del mundo según la Antigüedad, a la abundante vegetación y de alimentos gracias a la fertilidad de las tierras, las montañas, la abundancia de agua, el buen clima, muchos son los mitos y tópicos que se han relacionado con las Islas Canarias en esa búsqueda constante que la humanidad siempre ha tenido para encontrar el ansiado paraíso.

Hoy sabemos que fenicios, cartagineses, griegos y romanos supieron de nuestra existencia. Se sabe que el pretor romano Sertorio habría estado en Tenerife en el siglo I a.C.  que el cartaginés Hannón visitó Canarias en el siglo V a.C. y que incluso el rey Juba, rey de Mauritania, envió expediciones a Canarias.

Hecateo de Mileto dijo de Canarias: “En los confines y lugares extremos de la Tierra, más allá de las Columnas de Heracles, atravesando el tenebroso Océano, existen unas islas paradisíacas y cuyos campos producen toda clase de alimentos y frutos sin necesidad de trabajo alguno. En ellas residen unas ninfas, hijas de Atlante, las Hespérides, que custodian, junto con un dragón, una maravilloso Jardín, en el que está el árbol que contiene la esencia de la inmortalidad y produce las manzanas de oro, en otro tiempo buscadas por el propio Heracles. Las almas de los Bienaventurados llevan aquí una existencia endémica, libres de preocupaciones, por lo que no hay ninguna duda de que en estos parajes está el ansiado PARAÍSO. Entre estas islas hay una que navega, como enorme cetáceo, a la deriva, llevando sobre sus hombros siete ciudades”.

Canarias fue el país de los Feacios y la isla Ogigia que aparece en la Odisea de Homero.

Ulises y Menelao arribaron a Canarias cuando regresaban a Ítaca después de la guerra de Troya.

La majestuosidad del Teide que para muchos correspondería a las montañas del Atlas fue descrita por Heródoto y por Virgilio en la Eneida.

El mito de los Campos Elíseos, el mito de los Bienaventurados, el mito del Jardín de las Delicias y Jardín de la Hespérides, el mito de la  Atlántida, el mito de las Islas Afortunadas  y la leyenda de San Borondón, hacen referencia  para muchos a las Islas Canarias.

EL MITO DE LOS CAMPOS ELÍSEOS

En Canarias, Azores o Madeira (en el extremo del mundo) se situaría un locus amoenus o paisaje ideal a donde irían a parar las almas piadosas después de la muerte. Un lugar confortable donde se encontraría la felicidad eterna. Aparece en la literatura de Homero, En Apolonio de Rodas  y más tarde en Plutarco.

EL MITO DE LOS BIENAVENTURADOS

Es un tópico que guarda relación con el anterior, pues corresponderían geográficamente a unas islas donde las almas de héroes o semidioses encontrarían el descanso eterno. Un lugar de eterna primavera y de agua abundante, tierra fértil, libre de fatigas, trabajos o enfermedades. Bienaventurados es un término relacionado con el cristianismo. Hesíodo, Platón, Apolodoro, Eurípides… son algunos de los autores que acuñan este término en sus libros.

EL MITO DEL JARDÍN DE LA DELICIAS Y EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES

El Jardín de las Hespérides estaría localizado en una de las islas situadas en la costa Occidental de África, por lo tanto puede referirse a cualquiera de las islas que llaman Macaronesia (Azores, Canarias, Madeira).

Las  ninfas Hespérides eran las cuidadoras del Jardín de las Hespérides, que también es denominado el Jardín de las Delicias.

En la literatura antigua son muy frecuentes los jardines donde habitaban los dioses, musas…

Este Jardín de las Hespérides, en concreto, es particular porque en él se encuentran las manzanas de oro y el árbol de la vida. A él acudió Hércules en busca de las manzanas.

Muchos mitólogos localizan este jardín en la Atlántida y a su vez ésta con las Islas Canarias. Los argumentos para justificar que dicho jardín se encuentra en Canarias son siempre los mismos: el Atlas correspondería al Teide; y el jardín estaría ubicado en cualquiera de los bellos valles del archipiélago canario (para muchos el valle de la Orotava); y el fruto de las manzanas que muchos han manipulado identificándolas con los nísperos para relacionar como fuera Las Islas Canarias con este mito. Hoy se sabe que las manzanas también están presentes en la mitología de otros pueblos, eran símbolo de inmortalidad.

LA ATLÁNTIDA

Más allá de las columnas de Hércules hubo una enorme isla llamada Atlántida, habitada por un pueblo poderoso pero que desapareció como consecuencia de un gran seísmo y se hundió en el mar. (Platón cita esta isla en sus diálogos).Muchos han intentado demostrar la existencia de esta isla, geólogos, historiadores, pero lo cierto es que es solo una creación literaria.

EL MITO DE LAS ISLAS AFORTUNADAS

Aunque los diferentes relatos mitológicos utilizan este término para hacer referencia  a cualquiera de los archipiélagos situados en la costa occidental del continente africano, Azores, Madeira, Canarias, Salvajes o Cabo Verde, lo cierto es que el término Afortunadas lo usamos hoy en día para referirnos a las Islas Canarias.

El primer autor que habla de nuestras islas es Plinio y las menciona con el nombre de Junonia, Pluvialia, Capraria, Ninguaria, Canaria, Ombrios, Convallis… y a partir de él otros muchos autores que van cambiando el nombre de las islas.

LEYENDA DE SAN BORONDÓN

Cuentan que entre las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, existe una isla fantasma que aparece y desaparece en cuanto uno se acerca. Según los escritos de San Brandán, monje irlandés de los siglos V-VI, existió una isla-ballena, huidiza que navega a la deriva.

Es curioso que el mismo diario ABC, en 1958 relata “la isla errante de San Borondón ha sido fotografiada por primera vez”. Imaginación al servicio de la literatura.

Todos estos mitos a los que se ha intentado ubicar en un lugar geográfico concreto buscando la veracidad de los mismos, son solo eso, MITOS y éstos son solo historias de ficción que se pueden interpretar  pero no verificar.

Como ya mencioné anteriormente, los primeros escritos que hacen referencia a nuestro archipiélago canario como realidad, son de Plinio el Viejo (siglo I d.C.) al que siguen Ptolomeo (siglo d.C.) y no sería hasta el año 1339 cuando las Islas Canarias de Fuerteventura y Lanzarote serían dibujadas por primera vez por A. Dulcet.

BIBLIOGRAFÍA Marcos Martínez Hernández, Canarias en la antigüedad: mito y utopía.

Un día habrá una isla. Pedro García Cabrera.

PEDRO GARCÍA CABRERA

UN   DÍA   HABRÁ  UNA  ISLA

Un día habrá una isla

que no sea silencio amordazado.

Que me entierren en ella,

donde mi libertad dé sus rumores

a todos los que pisen sus orillas.

Solo no estoy. Están conmigo siempre

horizontes y manos de esperanza,

aquellos que no cesan

de mirarse la cara en sus heridas,

aquellos que no pierden

el corazón y el rumbo en las tormentas,

los que lloran de rabia

y se tragan el tiempo en carne viva.

Y cuando mis palabras se liberen

del combate en que muero y en que vivo,

la alegría del mar le pido a todos

cuantos partan su pan en esta isla

que no sea silencio amordazado.

Nos encontramos ante el poema Un día habrá  una isla, grito a la libertad, escrito por Pedro García Cabrera (Valle hermoso 1905- Santa Cruz de Tenerife 1981), una de las figuras literarias más importantes de la España insular. El poema pertenece al libro Las islas en que vivo, escrito entre 1960 y 1967.

Pedro García Cabrera perteneció a la vanguardia de las Islas Canarias, junto con escritores como Agustín Espinosa, Emeterio Gutiérrez Albelo, Domingo López torres, Pérez Minik o Juan Ismael entre otros.

El compromiso social y el paisaje isleño serían dos constantes en su obra que atendiendo a la trayectoria artística del autor podemos agrupar en dos períodos: un período que algunos consideran en tránsito que corresponde a la primera mitad del siglo XX en el que encontramos rasgos modernistas, influencias de Juan Ramón Jiménez, de Lorca y de Rafael Alberti y una segunda etapa que corresponde a la segunda mitad del siglo XX y hasta el final de sus composiciones en las que su único deseo es la esperanza de vivir en un mundo libre.

En este poemario en concreto pone de manifiesto sus ansias de libertad que quiere compartir con todos, donde se habla de una isla que simboliza un mundo libre.

Su primera publicación fue Recordando, un breve relato que publicó en 1922 en la revista, La voz de Junonia.

En el año 1928, publica su primer poemario, Líquenes, a la que le seguirán en 1934 Transparencias fugadas, de tendencia surrealista en la que da gran importancia al paisaje, La rodilla en el agua 1935  y Dársenas con despertadores en el año 1936. Al estallar la Guerra Civil Española se trunca su vida, es detenido, deportado a África, se fuga y es nuevamente detenido en la Península para más tarde ser trasladado a Tenerife donde permanecería encarcelado primero y confinado en su casa después. Posteriormente vería la luz Entre la guerra y tú, 1936-1939, Romancero cautivo, 1936-1940, La arena y la intimidad, 1940, Hombros de ausencia, 1942-1944 y viaje al interior de tu voz, 1944-1946.

En 1951 retoma sus publicaciones con Día de alondras, poemas cuyo motivo poético es la libertad.

Le seguirán La esperanza, se mantiene en 1959, vuelta a la isla en 1968, Entre cuatro paredes, 1968, Hora punta del hombre, 1969 y Las islas en que vivo, 1971 en el que el deseo de libertad y de  esperanza por un futuro mejor se mezclan con el paisaje del mar, de la isla, elementos de la naturaleza que representan la esperanza por un mundo sobre todas las cosas libre.

Sus posteriores publicaciones serían: Elegías muertas de hambre, en 1975, Ojos que no ven, 1977 y  Hacia la libertad, en 1978 donde el poeta reitera que su deseo es vivir en un mundo libre y finalmente se publica en 1980, su antología  A la mar fui por naranjas.

El tema de este poema es el deseo por conseguir la libertad, una libertad de la que fue privado durante la dictadura franquista.

Expresa el poeta su deseo de que haya algún día un lugar en el que tanto él como todos los demás puedan disfrutar y en especial quienes han quedado marcados por las heridas, han sufrido o se han mantenido firmes en la lucha. Cuando esa libertad llegue que se contagien todos de la alegría del mar.

La estructura externa de este poema está formada por dieciocho versos heptasílabos y    endecasílabos ( 7a, 11B, 7c, 11-, 11A, 11D, 11-, 7c, 11A, 7d, 11C, 7-, 11A, 11D, 11-, 11- 11A, 11B) que riman a gusto del poeta formando una silva,  destacando la rima asonante en los versos 1,5,9,13 y 17.

En cuanto a la estructura interna, se distinguen tres partes: Una primera parte que abarca los cinco primeros versos en la que el poeta expresa el deseo de que un día habrá un futuro libre; una segunda parte que se extiende desde los versos seis al trece, en la que el autor nos comunica que sabe que él solo no anhela la libertad sino son muchos los que como él sufren y por lo tanto esperan esa ansiada libertad; y una tercera parte que abarca  de los versos catorce al dieciocho y con los que vuelve a la idea inicial, su deseo de conseguir la libertad. Se trata por lo tanto de una estructura circular.

El poeta comienza el poema expresándonos su único deseo, el que haya un lugar donde disfrutar de la libertad de la que la dictadura ha privado a todo el país. A este lugar él lo llama isla por ser la isla un lugar acotado e identificado claramente, separado y olvidado al mismo tiempo.

Desde los versos iniciales el poeta deja constancia de su protagonismo, de su voz, un “yo” lírico que se siente apoyado por los “otros”, que con certeza también han sufrido, y que a pesar de que sus heridas todavía son visibles, permanecen firmes en la lucha, “manos de esperanza”, “el rumbo en tormentas, aunque han sufrido en estos tiempos difíciles: “y se tragan el tiempo en carne viva”.

Finaliza el poema con la esperanza de que llegue el día en el que no haya un silencio impuesto y  pueda expresar libremente sus pensamientos (estructura circular antes mencionada).

Por otro lado destacan en el poema dos campos semánticos, el de las partes del cuerpo que simbolizan la esperanza: manos, cara, corazón y el campo semántico de las formas de expresión: silencio, rumores, palabras (el silencio da paso poco a poco a la palabra).

En cuanto a las formas verbales aparecen en presente de indicativo (“estoy”, “están”, “cesan”, “lloran”, “muero”, “vivo”, “tragan”) y en presente de subjuntivo ( “sea”, “entierren”, “dé”, “liberen” y “partan”) y un único verbo en futuro “habrá” que da sentido a todo el poema.

Los sustantivos también son importantes en el poema: concretos: “isla”, “heridas”, “pan”, “carne” y abstractos: “silencio”, “esperanza”, “libertad”.

Los adjetivos aunque son escasos son importantes: “viva” acompañando al sustantivo “carne” y haciendo referencia al momento tan duro que están viviendo y “amordazado” que califica al sustantivo “silencio”, es decir impuesto, obligado.

Por otro lado destacan en el poema los siguientes recursos literarios:

En el plano fónico:

Sinestesia: “silencio amordazado” que alude imposición del silencio.

En el plano morfosintáctico:

Elipsis: “que me entierren en ella”. El pronombre “ella” sustituye al sustantivo “isla”.

Encabalgamiento: entre los versos ocho y nueve, diez y once y catorce y quince”.

Hipérbaton: “solo no estoy. Están conmigo siempre / horizontes y manos de esperanza”

En el plano léxico-semántico:

Metáfora: “donde mi libertad de sus rumores”, “horizontes y manos de esperanza”, “aquellos que no cesan / de mirarse la cara en sus heridas”, “corazón y rumbo en las tormentas”, “se tragan e tiempo en carne viva”.

Personificación: “y cuando mis palabras se liberen”; “la alegría del mar le pido a todos”.

Antítesis: “del combate en que muero y en que vivo”.

Bibliografía: Lengua Castellana y Literatura. Editorial Anaya, Sevilla. 2012.

A MI QUERIDO PUEBLO PALMERO SAN ANDRÉS Y SAUCES

Querido pueblo:

¡Te sueño lejos pero te siento tan cerca!

Cierro los ojos y contemplo tus bellos paisajes, tu cumbre, tu bosque y el agua clara abundante que brota del manantial.

Agudizo mis oídos, ya escucho el quejido enfurecido de las olas que rompe en el litoral.

Cierro de nuevo los ojos y veo un magnífico escenario que deleita mis sentidos, bancales de plataneras que se extienden hasta el mar.

En mi corazón te llevo y con el paso de los años cada vez me atraes más, pues tú me viste nacer, crecer y marchar con la maleta llena de esa ilusión que solo se tiene a los diecisiete años. ¡Cuántos de tus hijos han tenido que emigrar para ir en busca del sueño que esperaban encontrar!

¡Y cuántos que hasta ti se acercan desde tierras hermanas has acogido con los brazos abiertos ofreciéndoles cobijo y jornal!

Tú, que has sido testigo del esfuerzo de quienes decidieron quedarse para embellecerte, trabajando día a día para que las nuevas generaciones encuentren el terreno un poquito más llano entre tanta pendiente.¡Ay cuánto golpe de azada fue necesario para moldear tu figura!, ¡cuánta brega en el terreno!,¡cuántos hombros ya cansados cargan con papas, caña, plátanos, hierba …. en fin, todo cuanto ha hecho falta para ganarse cada día el pan.

Mi bello pueblo palmero, déjame en tu bosque entrar, que ya huelo a laurisilva, a eucalipto, a pinocha y a humedad. Déjame entrar en tu bosque que ya escucho las grajas graznar, el canto suave del mirlo y entre los pinos veo un cernícalo acechar a una paloma rabiche que se intenta ocultar y ahora que llega la noche, veo a una coruja inmóvil. Sé que me quiere asustar.

Mi bello pueblo querido, voy a acercarme a tu costa, ya se me pega el salitre que traen las olas del mar, a lo lejos suenan pardelas descansando de jugar, me zambullo en las piscinas, en un rato iré a pescar o llegaré hasta el callado, me apetece mariscar. Quiero llegar hasta Espíndola para que me cuente historias de aquellos barcos veleros que antaño partían cargados rumbo a la capital.

Oigo bullicio en tus calles, gentes de aquí para allá, escucho el agua de la fuente, el reloj que da las horas y campanas que repican llamando a todos los fieles al templo de nuestra Virgen, la Virgen de Monserrat.

Ahora bajo a San Andrés, bella villa señorial, pintura trazada en óleo, me deleito al contemplar. Las paredes de tus casas, ¿cuántas historias sabrán? Entro en la Iglesia en silencio, ¡cuánta paz respiro ya! De artesonado mudéjar y de presbiterio de belleza sin igual, un vivo ejemplo de siglos de riqueza y prosperidad.

Ahora me acerco al barranco que siento curiosidad de saber cómo vivían nuestros antepasados  guanches en la cueva de Tendal.

¡Escucha!, ¡escucha!, ¿no oyes bellas canciones? Son ritmos de Ñamerita, que ya empiezan a sonar. Me despiertan Los Divinos ya se acerca Navidad. Ahora se me mueve el cuerpo y un disfraz me he puesto ya, la sardina me sonríe, ya la empiezan a bailar.

Recuerdos, ¡cuántos recuerdos! Mis buenas maestras, estudiar y estudiar, el chapuzón en el Charco, la alegría de septiembre, mes de fiesta y de estrenar, paseos por la alameda, el frío invierno, escorrentía en los barrancos y caminatas hasta el moral.

Recuerdo risas y juegos con mis hermanos y primos, saltos, escondite y ranas que en los pequeños  estanques  no paraban de croar.

¡Qué sabrosos marquesotes, milhojas y rapaduras, pan crujiente, bollos, queso de almendras, sopas de miel, queso ahumado, castañas, guarapo en los trapiches y gofio en el zurrón y al llegar Semana Santa, pescado salado y ñame. Deleitan mi paladar.

 

Te echo de menos. Nos veremos pronto.